TRUCOS PARA LIMPIAR LOS GRIFOS

¿Estás notando el paso del tiempo en tus grifos? ¿Empiezan a deteriorarse y no sabes cómo mantenerlos? ¡Hoy estás de suerte! Vamos a darte algunos trucos para limpiarlos.

Nuestras tuberías se convierten, en ocasiones, en el hogar de bacterias y microbios. Esto puede ocurrir si no cuidamos los grifos de nuestra casa o establecimiento correctamente.

Para facilitarte la tarea de limpieza, te proponemos unos sencillos trucos para limpiar los grifos con soluciones que están a tu alcance y basadas en productos naturales.

La harina es una buena solución para grifos de latón o bronce que hará que nuestros grifos sean más resistentes a las agresiones. Si la combinamos con vinagre, conseguiremos eliminar los residuos de cal y desinfectar la zona.

Si tu material es metálico, el vinagre blanco podrá desinfectarlo y eliminar manchas. Necesitas mezclarlo con un poco de agua y aplicar la mezcla en los grifos con un paño. Puedes acompañarlo de sal gruesa para conseguir una solución antibacteriana. Además, la sal dará un mayor aclarado.

El limón es un experto en deshacerse del sarro que puede almacenarse en los grifos debido a sus propiedades astringentes. Basta con cortar uno por la mitad y deslizarlo por la superficie. Una vez esté bien impregnada, es necesario aclararla con agua tibia.

Por último, te proponemos usar bicarbonato de sodio. Este componente reduce casi totalmente las bacterias presentes en los grifos y los agentes nocivos, además de eliminar las manchas que pueda haber. Es capaz de eliminar incluso aquellos residuos que no se ven a simple vista. Necesitas diluir el bicarbonato (ya sea en polvo o en pastilla) en agua. Después, con un paño, aplícalo en los grifos y déjalo actuar al menos unos 20 minutos antes de aclarar. Si lo ves necesario, puedes emplear un cepillo especial para raspar mejor la superficie.

Con estos 4 trucos ofrecido por nuestros poceros Majadahonda podrás mantener tus grifos en buen estado y hacer desaparecer en gran medida el paso del tiempo en ellos. Además, también son efectivos para evitar atascos en los desagües o malos olores en las tuberías. ¡Todo en uno! Si quieres comprobarlo, ponte en marcha y no dudes en consultar a los expertos que tengas cerca. Seguro que están dispuestos a ayudarte y aconsejarte adecuadamente.